Una nueva familia tras la separación

Sigrid Fadrique

Psicóloga Clínica y Terapeuta Gestalt especializada en Infantil – Juvenil, Terapia Familiar y Maternidad Consciente.

Más sobre Sigrid Fadrique

Es un hecho que el concepto “familia” ha ido evolucionando con los años. Podría decirse que la estructura familiar estereotipada cada vez se aleja más de las muchas formas de convivencia que se practican a día de hoy: Papá + Mamá + Hij@s es tan solo el punto de inicio de lo que promete ser, en su inmensa mayoría, el camino hacia una transformación característica de los muchos Modelos establecidos en pleno S. XXI: La familia reconstituida es la que ha experimentado un mayor crecimiento en las últimas décadas de acuerdo con el UNAF.

Pero, ¿qué es una familia reconstituida? 

Una familia reconstituida es aquella formada por una pareja en la que al menos un@ de los miembros, aporta/suma  hijxs de relaciones anteriores.

Si ponemos la atención a la antesala de la creación de estas “nuevas” estructuras familiares, es inevitable hablar de la ruptura de la pareja. Esto supone un proceso complicado y doloroso de por sí, por lo que, debemos centrar nuestra mirada en el bienestar de nuestr@s hij@s. Evidentemente, no toda separación supone una vivencia traumática para ell@s. 

No debemos olvidar, que cada nueva estructura familiar, trae consigo una historia y una forma de ser que la hace única. Lo que sí podemos afirmar es que el niñ@, del mismo modo que papá y mamá, van a adentrarse en un proceso de transformación cuando un@ de los dos progenitores decida retomar la aventura de crear una nueva familia. Y es que, una familia reconstituida no funciona exactamente igual que una familia nuclear: Estamos ante un nuevo Modelo familiar con nuevas reglas de funcionamiento.

Cuando se da el movimiento que da paso a la familia reconstituida, es importante ver dónde me coloco. Sistémicamente hablando, cada miembro tiene un rol adscrito a X funciones de acuerdo con el resto de personas que conforman esa nueva estructura familiar. Cuando uno no está bien situado desequilibra al resto del sistema: A modo de ejemplo, si la nueva pareja de mamá quiere ejercer de papá con el hij@ que aporta esa mujer a la nueva familia, eso supondrá un conflicto, no sólo con el papá de la criatura, sino también con el mismo niñ@, quién deberá hacer frente a una figura autoritaria disfuncional. No debemos olvidar que papá y mamá son y serán siempre los guías del hij@, más allá de que ya no estén juntos. Por lo que, las nuevas parejas de los progenitores, deberán definir límites, posición y ser conscientes de que su cometido será el de “refuerzo de…”, no el de referente.

También nos podemos encontrar que con la entrada de una nueva pareja al sistema, el hij@ se sienta desplazado. De modo que, a propósito de nuestros hij@s, es importante tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Nunca hables mal del otr@ progenitor en su presencia, recuerda que, a pesar de que ya no estéis juntos, para ell@s seguiréis siendo papá y mamá; vuestro nexo de unión
  • Evita los secretos: Informales en todo momento de lo que va a pasar
  • Demuéstrales que a pesar del cambio no te vas a alejar de ell@s
  • Acompáñales e interésate por su vivencia personal y emocional
  • Intenta mantener, en la medida en que te sea posible, una buena relación con tu ex pareja.
  • Haz que se sientan incluidos y que “forman parte de…”

Tras una situación excepcional y transformadora como puede ser la separación de una família, es lícito que cada miembro de la familia busque su felicidad, pero es imprescindible que esa búsqueda se dé de una manera solidaria junto al resto de miembros, porque sólo así, podremos evitar sufrir efectos colaterales adversos y poder vivir en armonía y serenidad.

Sigrid Fadrique

Psicóloga Clínica y Terapeuta Gestalt especializada en Infantil – Juvenil, Terapia Familiar y Maternidad Consciente. Más sobre Sigrid Fadrique