Respirar consciente

Inés Cadena

Terapeuta transpersonal, Profesora de yoga, Mindfulness y Movimiento Expresivo (Sistema Río Abierto).

Más sobre Inés Cadena

Para comenzar me gustaría que te hicieras estás preguntas a ti misma:

  • En tu día a día te das cuentas de cómo respiras?
  • Cuando estás nerviosa o estresada te has dado cuenta si tu respiración cambia? Cómo cambia?
  • Alguna vez te paras sólo a respirar y coger/soltar aire?
  • Tienes la sensación de qué te ahogas en algunos momentos? Cuáles?
  • Cuando estás más tranquilas te has dado cuenta de cómo es tu respiración?

Estas preguntas son un termómetro sobre todo para darte cuenta cuál es tu nivel de conciencia respecto a la respiración y qué prioridad tiene en tu vida en este momento.

Todas sabemos que la vida depende por completo del acto de respirar. Respirar es vivir y no hay vida sin respiración.

El ser humano puede vivir algún tiempo sin comer, menos sin beber pero sin respirar, sólo vive unos pocos minutos. La respiración es la más importante función del cuerpo, de ella dependen indudablemente las demás.

Por tanto, la respiración es inherente al ser humano, está siempre contigo y sino está morirías.

Normalmente  respiramos de manera superficial causándonos mucha ansiedad y además no proporciona al cuerpo el aire suficiente. En cambio una respiración profunda reduce el ritmo cardíaco y estabiliza la presión sanguínea además de proporcionarnos otras muchas ventajas.

Cuando te das cuenta de que respiras, ocurre algo especial. Al dirigir la atención a la respiración, estás presente en lo que está aconteciendo en ese momento, presente en el Ahora.

Ahora te voy a invitar que sientas tu respiración durante unos instantes, observa cómo te encuentras… Date cuenta también cómo es tu inspiración y espiración, cuál es más larga, si retienes el aire… date el permiso de parar y sólo respira….

Observa cómo entra el aire por las fosas nasales e imagina su recorrido.

Observa cómo la respiración que utilizamos es superficial y centrada en la parte de arriba, en la zona intercostal, en el pecho. Date un espacio de tiempo para darte cuenta de tu forma de respirar, si es fluida, si es entrecortada, si te cuesta, si te calma, si te agobia pararte a sentir tu respiración, qué ocurre a nivel mental cuando lo haces…

Y es entonces, cuando respiras más atentamente que…

te das cuenta de ti misma…

de tu mundo interior…

del Aquí y Ahora…

es el comienzo de la atención y de la concentración…

es el comienzo de otra etapa…

sólo necesitas, parar y respirar…

compruébalo…

Los efectos por tanto de la respiración consciente, son muchos… pero principalmente nos aporta tranquilidad, disminuyendo la frecuencia y la intensidad de pensamientos en tu mente.

SI PARAS Y RESPIRAS, TU VIDA CAMBIA

Practica un poco al día, aunque sea un minuto, para poder experimentar contigo misma los cambios que el respirar consciente aporta a tu vida.

Inés Cadena

Terapeuta transpersonal, Profesora de yoga, Mindfulness y Movimiento Expresivo (Sistema Río Abierto).

Más sobre Inés Cadena