Alimentos prohibidos o no recomendados (6m-3años)

María Sancha

Enfermera Especialista en Pediatría, Educadora de Masaje Infantil y Asesora de Lactancia, Porteo y Baby-Led Weaning.

Más sobre María Sancha.

El Baby-Led Weaning se caracteriza, entre otras cosas, por la posibilidad de ofrecer al bebé una amplia variedad de alimentos mucho mayor que el método de las hojas de alimentación complementaria.

Además acerca al bebé, desde los 6 meses, a una alimentación mucho más parecida a la nuestra e incluso a poder compartir con ellos la inmensa mayoría de alimentos que nosotros comemos.

Pero: ¿Pueden comerlos todos?

¿Qué pasa con las alergias?

¿Y si se atraganta?

¿No hay alimentos que puedan ser malos para su salud?

Pues vamos allá, vamos a responder todo aquí.

¿Es necesario retrasar alimentos para evitar alergias?

Existe una creencia muy extendida que nos dice que a los bebés hay que ir dándole ciertos alimentos muy despacito y nunca antes de cierta edad, con el fin de evitar que le provoque una alergia.

Si lees un poco una hoja de alimentación complementaria podrás ver ejemplos como que el huevo hay que darlo siempre primero la clara y luego la yema y nunca antes de X meses o que las legumbres y el pescado tienen una edad para poder darlos.

Pero nada más lejos de la realidad y completamente al revés.

Todas las últimas investigaciones han demostrado que cuanto más tardamos en ofrecer un alimento al bebé, mayor será el riesgo de que ese alimento le dé alergia.

Con lo cual tenemos que saber que todos los alimentos que vamos a hablar ahora que hay que restringir o prohibir, no es por tema de alergias, sino por otros temas de salud que ahora explicaremos.

En resumen:

  • Desde los 6 meses, cuando el bebé esté preparado, ya se le puede ofrecer: gluten, kiwi, huevo (tortilla por ejemplo), legumbres, pescados blancos, pescados azules como el salmón, carnes rojas, frutos rojos, frutas como melocotón, frutos secos molidos y cocinados, marisco, etc.

¿Ofrezco todos a la vez o varios juntos? ¿Pero y si uno de esos alimentos le da alergia, cómo lo sabré?

La recomendación oficial es que, se pueden ofrecer todos esos alimentos de los que hemos hablado, pero nunca ofrecer más de uno, por primera vez en el mismo día.

Por ejemplo, hoy hace 7 meses, le voy a ofrecer una tortilla y nunca ha tomado huevo por primera vez así que se lo dejaré probar y ese mismo día no ofreceré también algo con legumbres, por ejemplo, si nunca antes las ha probado.

Esperaremos mínimo 3 días entre cada alimento que sea nuevo y que sea potencialmente alergénico.

Alimentos prohibidos entre 6 meses y 1 año

Como decía al principio, hay algunos alimentos que, por temas de salud, no se deben ofrecer nunca a los niños antes de los 12 meses y vamos a explicar cuáles y porqué.

LECHE DE VACA, CABRA Y OVEJA Y DERIVADOS LÁCTEOS (PROHIBIDO)

Se recomienda no ofrecer leche de vaca, cabra y/o oveja a los bebés hasta mínimo los 12 meses, incluso es posible leer artículos que aún lo retrasan más hasta los 15 e incluso los 24 meses.

La única leche que necesitan es la materna o la artificial adaptada a su edad.

La cantidad de proteínas de estas leches es mucho mayor que lo que el cuerpo de estos niños puede digerir, provocando enfermedades graves.

LA MIEL (PROHIBIDO)

La Asociación Americana de Pediatría y el Instituto Nacional de la Salud en EEUU recomiendan no dar miel de abeja ni sus derivados, en niños menores de 1 año, por el riesgo de botulismo, una enfermedad de poca prevalencia, pero potencialmente fatal.

La miel puede contener esporas de una bacteria llamada Clostridium botulinum que al entrar en el intestino del bebé, libera una toxina que puede paralizar los músculos.

ZUMOS NATURALES Y/O ARTIFICIALES

Sí, aunque sea un zumo de naranja natural, los niños hasta los 3 años no deberían tomar zumos de frutas y si se les ofrece en ningún caso debería ser más de medio vaso de zumo al día.

Es importante tener en cuenta que su estómago es muy pequeño y la fruta en zumo básicamente es azúcar que le va a llenar la tripa y no le va a nutrir.

PESCADOS GRANDES (PROHIBIDO)

Por su contenido en mercurio, en niños menores de 3 años, hay que evitar el consumo de:

  • Pez espada o emperador.
  • Cazón o Lucio
  • Tintorera.
  • Atún rojo.
  • Conservas de atún o bonito.

CARNE CAZADA CON MUNICIÓN DE PLOMO (PROHIBIDO)

La Asociación Española de Pediatría dice:

“Los niños menores de 6 años no deberían consumir carne procedente de animales cazados con munición de plomo porque causa daños neuronales.”

VERDURAS CON NITRATOS (PROHIBIDO/RESTRINGIR)

Los nitratos son unas sustancias que se encuentran de manera natural en las verduras, sobretodo las de hoja verde  y que por sí solas son relativamente poco tóxicas.

Al comerlas, nuestro organismo las transforma en nitritos. Éstos, en altas concentraciones, pueden provocar intoxicaciones que en los niños pequeños pueden ser graves (metahemoglobinemia o síndrome del bebé azul).

De las verduras más frecuentes en España, éstas son las que contienen, de media, una mayor cantidad de nitratos:

  • Contenido alto en nitratos: espinacas, acelgas, col, borraja, remolacha, apio y lechuga.

Las recomendaciones de la AESAN (Agencia Española de la Seguridad Alimentaria y Nutrición) para bebés y niños pequeños:

  • No incluir las espinacas ni acelgas antes del primer año. En caso de hacerlo, que el contenido de estas verduras no sea mayor del 20% del contenido del plato.

Alimentos que hay que restringir entre 6 meses y 1 año

Sal y ciertas especias

Durante toda la vida debemos evitar el exceso de sal y eso es especialmente importante en la infancia. La OMS en sus recomendaciones nos habla de evitar por completo el consumo de sal en niños menores de un año.

También se deben evitar alimentos salados y precocinados como: caldos, caldos en polvo, pastillas de caldo, tomate frito, vegetales en conserva, embutidos curados, etc.

En cuanto a las especias, se recomienda evitar ofrecer al bebé alimentos con especias picantes o fuertes.

Azúcar y edulcorantes

Nada de azúcar artificial y/o edulcorante se debería dar a los niños hasta el año, pero es que tampoco hasta los 3 años ni hasta los 6 y sin embargo se da y mucho y muchas veces sin ser conscientes.

Yogures de sabores, tomate frito, cola-cao, nocilla, chocolate, galletas, cereales, bollería, potitos, bebidas de frutas, papillas, pan de molde, pan tostado, quesitos especiales, yogures de bebés, etc.

Cabezas de marisco y cangrejos (RESTRINGIR)

A causa de la presencia de cadmio, los niños deben evitar el consumo habitual de:

  • Cabezas de gambas, langostinos y cigalas.
  • Cuerpo de crustáceos parecidos al cangrejo.

Alimentos que hay que restringir entre 1 y 3 años

  • Leche y derivados lácteos desnatados: Se pueden empezar a dar lácteos desde los 12 meses, pero siempre enteros, nunca light o desnatados ni semidesnatados.
  • Miel: Desde el año de vida ya puedes ofrecer miel o cosas con miel.
  • Pescados grandes y carnes cazadas con munición de plomo: La prohibición sigue siendo igual que antes. Todos esos alimentos siguen prohibidos.
  • Verduras con alto contenido en nitrito: Lo mismo, pero no prohibido. No dar más de una ración de espinacas(o acelgas) al día a niños entre 1 y 3 años.
  • Sal yodada: Desde los 12 meses puedes empezar a ofrecer una pizquita de sal yodada en las comidas, pero sin abusar y evitando alimentos salados o precocinados.

Los alimentos que causan atragantamientos

  • Frutos secos enteros y/o en trozos (PROHIBIDO)

Los frutos secos, tanto enteros como en trozos, tienen un gran riesgo de atragantamiento en niños menores de 5/6 años y no se deberían ofrecer en ningún caso nueces, maíz frito, almendras, cacahuetes, pistachos, etc.

Una forma de introducirlos y no retrasar su aparición en la alimentación, para evitar alergias, es molerlos y cocinarlos en guisos, repostería casera, etc.

  • Manzana y zanahoria cruda (PROHIBIDO)

Mínimo hasta los 24 meses. Ambos son alimentos que se rompen y resbalan por la boca y necesitan un gran manejo para no atragantarse con ellos y ese manejo no lo tienen hasta casi los 24 meses.

  • Otros alimentos: Salchichas, Calamar, Sépia, Patatas fritas de bolsa, palomitas, Gominolas, caramelos, lacasitos…

Por ejemplo, un trozo de salchicha en una boca con pocos dientes puede resbalar e ir hacia la garganta. Por tanto, tendremos siempre en cuenta el tamaño y la forma del aquello que estemos ofreciendo (que no sea pequeño o en forma de bolita) adaptando el alimento a la gestión natural del bebé.

María Sancha

Enfermera Especialista en Pediatría, Educadora de Masaje Infantil y Asesora de Lactancia, Porteo y Baby-Led Weaning.

Más sobre María Sancha.